Movimiento Mi Pueblo, Mi Producto

El Movimiento OVOP tuvo recepción en Guatemala, por medio de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, -JICA- quien tuvo como contraparte al Ministerio de Economía, para la implementación del Proyecto para el Fomento de las Industrias Locales en Guatemala (PROFIL), el cual fue ejecutado del 2,010 al 2,013.

El objetivo de desarrollo del proyecto fue fomentar las industrias locales del occidente de Guatemala, particularmente de los departamentos de Quetzaltenango, Totonicapán y Sololá. El propósito fue fortalecer el sistema administrativo e interinstitucional, el cual comprende todas las entidades en el territorio de acción que ayudan al desarrollo de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, para el fomento de las industrias locales del occidente del país.

La ejecución del proyecto tuvo tres etapas plenamente identificables: 1) La capacitación y formación de actores clave, 2) La elaboración de planes de acción y 3) La implementación de los planes de acción.

Como parte del proceso de formación, se capacitó a 46 personas representantes de entidades del sector público y privado, con capacidades técnicas y tomadores de decisión, quienes conocieron la experiencia OVOP en el mismo lugar donde surgió (Oyama Machi, sur de Japón1), así como los métodos Onpaku en Beppu y Saruku en Nagasaki, Japón; luego formularon planes de acción que fueron utilizados para la implementación del modelo en sus territorios.

A su vez, el Viceministerio de la MIPYME (MINECO) implementó dentro de su estructura organizacional una Coordinación OVOP, lo cual ha permitido dar seguimiento a las acciones implementadas cuando finalizó el PROFIL y a su vez, se ha logrado expandir la iniciativa a los municipios de Tecpán, Chimaltenango y Esquipulas, Chiquimula.
Desde su recepción hasta el día de hoy se han tenido varios resultados positivos y se han aprendido varias lecciones, que permiten formular un manual para continuar con la consolidación y expansión del movimiento en otros municipios del territorio nacional para el fomento de la industria local.

Todos los territorios, cuentan con recursos que pueden ser aprovechados de manera sostenible para generar desarrollo. El reto, es lograr una sinergia entre los actores locales, para que trabajen enfocados hacia un objetivo común, y que a su vez, modifiquen la percepción de su realidad, de tal forma que puedan visualizar los recursos locales que son valiosos y que han sido imperceptibles en la comunidad.

En Guatemala existe una gran diversidad de condiciones en los territorios, lo cual puede provocar un mayor nivel de “complejidad” en cuanto a los procesos que deben desarrollarse para la implementación de OVOP. Esto no quiere decir que existan territorios donde “no” es posible aplicar el modelo; simplemente son territorios que requieren de acciones adicionales para generar las condiciones necesarias que permitan iniciar con las acciones OVOP.

Se ha trabajado en la sistematización de la implementación del Modelo OVOP en Guatemala del 2010 al 2014, esta sistematización orientan a la reconstrucción de experiencias que conducen a la reflexión, identificación y comunicación de aprendizajes. En este caso, la sistematización de experiencias se utilizó como base para el desarrollo de la Hoja de Ruta y Manual para la Implementación del Modelo OVOP en otros municipios del país.

El documento contiene la sistematización de experiencias de la implementación del Modelo OVOP en 8 municipios pertenecientes a 5 departamentos del país (Quetzaltenango, Totonicapán, Sololá, Chimaltenango y Chiquimula). Para ello se describe la metodología utilizada en el proceso de investigación, se establece la forma en que se ha promovido la implementación del Modelo OVOP en Guatemala y más adelante se aborda a cada uno de los departamentos en donde se aplica OVOP, para lo cual se ha tomado en consideración la planificación elaborada, principales resultados, avances y otros aspectos relevantes.

El movimiento “Un Pueblo, Un Producto”, OVOP viene de sus siglas en inglés: One Village, One Product, promueve e impulsa la creación de oportunidades de negocios en comunidades rurales, a través de la importancia de sus costumbres y tradiciones, de sus valores históricos y culturales, del entorno natural, paisajista, recursos naturales y otros, “Con el modelo se busca desarrollar la economía a nivel territorial, las ideas, los pueblos”, dándoles valor agregado a los recursos tangibles e intangibles de las localidades al capacitar a su recurso humano.

Caracterísiticas

  • Promover el concepto y la metodología del movimiento “Un Pueblo, Un Producto” en zonas rurales.
  • Promover el desarrollo y la elaboración de productos locales con valor agregado.
  • Fomentar el consumo de productos locales.
  • Brindar apoyo técnico para el desarrollo y transformación de productos.
  • Incentivar la creación de micro y pequeñas empresas.
  • Fomentar una red entre los productores para su integración al mercado nacional e internacional.

Concepto para hacer realidad el desarrollo rural sostenible, descubriendo y aprovechando los Recursos Locales, entre ellos los recursos naturales, humanos, culturales, históricos, etc.

Este modelo fomenta un espíritu de independencia e inventiva de los habitantes locales; asegura la independencia y sostenibilidad, reduciendo al mínimo la introducción de recursos externos. En este concepto, las personas son el recurso local más importante, siendo una de las tareas fundamentales dentro del modelo, la formación del recurso humano con el objetivo primordial de instalar capacidades que les permita enfrentar retos y lograr cambios de forma dinámica en la economía local.

A través de este modelo podemos impulsar entre otras cosas:

  • Implementación de una marca territorial fomente el desarrollo sostenible en los territorios promoviendo y certificando los productos y servicios.
  • Certificación de la calidad en los productos y servicios.
  • Establecer Cadenas de Valor que generen valor agregado al cliente final.
  • Los actores se enfocan más en temas de Marketing y Comercialización.